Impactados por estas afirmaciones del Evangelio de San Juan, 3, 1: “Todo se hizo (y se hace) por la Palabra y sin ella nada se hizo (o se hace)”, un presbítero, un diacono, una religiosa y un grupo de laicos, hombres y mujeres que tenemos el oficio de la Palabra, de comunicarla en la Iglesia, dentro ella y en el mundo, con un servidor a la cabeza, nos lanzamos a fundar la Sociedad de la Palabra Multimedia para vivir de la Palabra de Dios, que es humana y divina, practicarla, comunicarla mediante  todos los medios de comunicación, existentes actualmente y los que vayan surgiendo en el futuro. Con la debida aprobación civil y eclesiástica, sus miembros son cristianos católicos, con las vocaciones específicas de sus fundadores, siendo la mayoría laicos.



Es nuestro patrono, San Bernardo, un laico monje del siglo XII cuya fiesta se celebra el 20 de agosto, día de nuestra fundación y nos proponemos, como él, “proclamar por todos los medios a nuestro alcance las dos o más palabras que digamos en un medio”.  De ahí que cada uno de nosotros ha de ser comunicador en dos o más medios de comunicación social.


† Mons. Ramón Benito de La Rosa y Carpio

Arzobispo Emérito de Santiago

Presidente Sociedad de la Palabra Multimedia